Estereotipada inmigración

En Valladolid, el número de tarjetas sanitarias que son propiedad de inmigrantes representan el 5% del total. Aunque Valladolid es una de las provincias de Castilla y León con mejor índice de juventud, este no deja de ser negativo, y si a eso se le añade la larga esperanza de vida, el resultado es un elevado gasto sanitario por parte de los españoles residentes en la ciudad.

El uso abusivo de la sanidad pública por parte de los extranjeros, e incluso el colapso de esta, es uno de los muchos estereotipos creados en torno a la inmigración. A juzgar por estas cifras, esto no es del todo cierto, ya que son muchos más los españoles que necesitan solicitar asistencia sanitaria que los extranjeros, quienes, además, tienen una media de edad mucho más joven.

Otra de las leyendas relaciona a los inmigrantes con la estancia en “pisos-patera”, algo que también queda en entredicho tras los datos del último año, que indican que el número de extranjeros que habitan en viviendas de 10 o más habitantes ha disminuido. Además, cada vez son más los que compran su propia vivienda, o alquilan una para utilizarla como vivienda familiar.

No se piensa que las personas emigran en busca de un empleo sino que llegan para quitarles el suyo a los nacionales. Esta es una creencia errónea ya que, cuando en un territorio aumenta la población, los puestos de trabajo no se mantienen estables sino que aumentan, así como aumenta el PIB de ese lugar. La crisis económica, además, ha afectado en mayor medida al colectivo inmigrante, cuyos integrantes se han visto, en muchos casos, obligados a regresar a su país.

Castilla y León y, por ende, Valladolid, son territorios que necesitan la inmigración para su desarrollo y crecimiento. Con unos datos que indican el imparable despoblamiento de la comunidad y su envejecimiento, resulta imprescindible que personas de otros países, con una media de edad más joven y, en su mayoría, población activa, elijan Valladolid como su lugar de residencia.

Los numerosos estereotipos que existen sobre las formas de vida de los inmigrantes o sobre su cultura, no se acercan en absoluto a la realidad, como demuestran los datos. Además, estas creencias no ayudan a su integración y solo consiguen alejar a los extranjeros que llegan a Valladolid para mejorar sus condiciones socioeconómicas.

Sus índices de natalidad, además, aunque con diferencias de unos países a otros, están por encima de la media española, lo que contribuye aún más a disminuir la media de edad de la región y a aumentar su población.

Castilla y León está muy lejos de lograr una sociedad multicultural, aunque la convivencia ha mejorado en los últimos años y, según las asociaciones de ayuda a los inmigrantes, estos se sienten más integrados en la ciudad.

Anuncios

Entrevista a Óscar Puente sobre la inmigración en Valladolid

Óscar Puente Santiago es un político vallisoletano que se presenta a la alcaldía de la ciudad en representación del PSOE.  Ya ocupó el número dos de la lista en las elecciones municipales de 2007, tras Soraya Rodríguez, y es el presidente del Grupo Municipal Socialista desde julio de 2008.  Este año se presenta a alcalde de una ciudad en la que los inmigrantes representan el 6% de la población por lo que tener claro este fenómeno resulta imprescindible.

 

  • ¿Cómo definiría  la situación de la inmigración en Valladolid ?

Valladolid es una ciudad con un porcentaje de población inmigrante por debajo de otras zonas urbanas de España. Como en otros lugares, los inmigrantes han aportado cosas a la ciudad y se encuentran con obstáculos que dificultan su plena integración en la sociedad local. En cuanto a su distribución por la ciudad, es evidente la mayor concentración en algunos barrios de la misma como Delicias y Rondilla, agrupándose generalmente por sus lugares de origen.

  • Algunos expertos alertan del peligro de la formación de guetos en Valladolid, es decir, que cada barrio sea ocupado por la población de la misma nacionalidad, ¿Son conscientes de ello?  ¿Tiene alguna propuesta para evitarlo?

No creo que existan guetos en la ciudad.  Sí es cierto que, en estos momentos, hay dos barrios en Valladolid que son los que más población inmigrante registran: el barrio Delicias, con población del magreb, y el barrio de Rondilla que fundamentalmente es población Sudamericana. Los inmigrantes buscan zonas en la ciudad donde la vivienda es más barata (los de bajas rentas, obviamente, que de altas alguno también hay aunque pocos) y, aunque las cifras actuales no son preocupantes desde el punto de vista de riesgo de ghettos, conviene estar alerta y promover políticas de regeneración de la trama urbana acompañadas de medidas sociales. En los próximos años tendremos que aprovechar mejor la ciudad que tenemos y tendremos que mejorar su calidad urbana para, también, favorecer la integración social de inmigrantes y, también, de otros colectivos en situación de marginalidad o en riesgo de exclusión social.

  • ¿Ha pensado el PSOE en dirigir algunos de los mensajes de esta campaña electoral  a los inmigrantes particularmente?

El problema fundamental en este momento, para la población nacional y para la inmigrante, es el empleo. Nuestras políticas prioritarias en el Ayuntamiento irán dirigidas a paliar la situación actual, lo que, sin duda, será positivo también para la integración de los inmigrantes.

  • ¿Qué política inmigratoria adoptaría el PSOE de gobernar en Valladolid?

En primer lugar, mayor diálogo con los colectivos de inmigrantes y con las organizaciones sociales que trabajan con ellos para definir líneas de actuación conjuntamente, partiendo de lo prioritario que puede hacer el Ayuntamiento: la generación de empleo, el impulso a la integración social, especialmente de los menores en edad escolar, y propiciando también el desarrollo de sus iniciativas culturales y su mayor conocimiento de nuestra sociedad

  • En Valladolid existen multitud de asociaciones de ayuda a los inmigrantes, ¿entra dentro de los planes de su partido la ayuda a estas asociaciones?

Si, potenciaríamos los cauces de participación y coordinación, apoyando la creación de movimientos asociativos y redes de apoyo entre la población inmigrante y la autóctona. Evidentemente, eso implica ayuda a las asociaciones.

  • ¿Qué opina de la política de inmigración del PP?

Al margen del maquillaje local del Plan de Inmigración, es evidente cuál es la postura nacional en relación con la inmigración: el PP entiende que las personas tienen derechos distintos solo por el hecho de haber nacido en otro sitio, incluso cuando, como en el caso de la población búlgara y rumana, tienen los mismos derechos que los nacionales por ser ciudadanos de la Unión Europea. De ahí los contratos que proponen cada vez que se acercan unas elecciones o la negativa en algunos lugares a inscribirlos en el padrón municipal.

  • ¿Que diría a los que opinan que inmigrantes y crisis es una difícil combinación?

Entiendo que, si los inmigrantes han ayudado a impulsar el crecimiento económico de estos años atrás, también pueden ayudarnos a salir de la crisis.

  • ¿Crees que se puede afirmar que inmigrantes y vallisoletanos gozan de los mismos derechos en la capital?

Desde el punto de vista legal los derechos son similares, especialmente los de los ciudadanos comunitarios. Desde el punto de vista real, es evidente que existen aspectos que dificultan la integración social de los inmigrantes y la equiparación en derechos. Ese es el esfuerzo que tenemos que acometer: el de superar esos obstáculos para hacer que la igualdad sea real.

Si, mantendríamos el plan, pero lo potenciaríamos, incorporando además de lo dicho anteriormente, todas las iniciativas municipales en materia de recursos sociales, educación, cultura, empleo, sensibilización, participación…

Convertiríamos el Consejo Municipal de personas inmigrantes en un autentico órgano de participación en la vida municipal, dando mayor participación a las asociaciones de inmigrantes y a las organizaciones que trabajan con ellos como interlocutores preferentes y representativos de los nuevos vecinos de la ciudad.

  • El principal hándicap de los inmigrantes a la hora de encontrar trabajo en nuestra ciudad es el idioma, según ellos mismos afirman. ¿La creación de más talleres de español para extranjeros seria una posibilidad en su gobierno?

Está claro que el conocimiento del idioma facilita las cosas y por lo tanto el encontrar trabajo. Nosotros ayudaríamos a las asociaciones que trabajan con inmigrantes con subvenciones para que creen talleres de español.

Y por otro lado, es importante que los inmigrantes incorporen en plenitud a sus hijos e hijas al sistema educativo: es la mejor forma de aprender castellano, de integrarse en la sociedad y de formarse para tener futuro y encontrar empleo cuando crezcan.

  • El CAI, (Centro de Atención al Inmigrante) se abrió en 2009, ¿cree que cumple su labor o habría algo que mejorar/cambiar?

Todo es mejorable. Seguro que las políticas y actuaciones que desarrolla el CAI pueden ser mejores pero realizaremos aquellos cambios que se precisen teniendo en cuenta la opinión de las asociaciones de inmigrantes y de los colectivos que trabajan con ellos.

  • En estas elecciones se ha ofrecido la posibilidad a los inmigrantes empadronados en Valladolid para votar, previa solicitud en el plazo determinado a tal efecto, ¿qué papel cree que jugarán en las urnas? ¿Pueden ser determinantes?

El número de inmigrantes que ha solicitado el voto ha sido muy pequeño, por lo tanto no va a ser determinante. Esa también será una labor de cara a los próximos años, la de concienciar a aquellos que tienen derecho a voto a que lo ejerzan.

  • 250 estudiantes extranjeros han llegado este año a la UVA. ¿ por qué cree que eligen esta universidad? Como se podría favorecer la llegada de un número mayor de ellos?

Fundamentalmente eligen esta Universidad por aprender el español.

Entiendo que la mejor manera para incrementar el número de alumnos extranjeros es que la Universidad incremente y difunda su labor investigadora que es mucha y muy buena. Esa sin duda, será la mejor carta de presentación para que haya más alumnos que se fijen en la UVA para venir a ella a completar su formación. De eso también saldrá beneficiada la ciudad.

A %d blogueros les gusta esto: