Estereotipada inmigración

En Valladolid, el número de tarjetas sanitarias que son propiedad de inmigrantes representan el 5% del total. Aunque Valladolid es una de las provincias de Castilla y León con mejor índice de juventud, este no deja de ser negativo, y si a eso se le añade la larga esperanza de vida, el resultado es un elevado gasto sanitario por parte de los españoles residentes en la ciudad.

El uso abusivo de la sanidad pública por parte de los extranjeros, e incluso el colapso de esta, es uno de los muchos estereotipos creados en torno a la inmigración. A juzgar por estas cifras, esto no es del todo cierto, ya que son muchos más los españoles que necesitan solicitar asistencia sanitaria que los extranjeros, quienes, además, tienen una media de edad mucho más joven.

Otra de las leyendas relaciona a los inmigrantes con la estancia en “pisos-patera”, algo que también queda en entredicho tras los datos del último año, que indican que el número de extranjeros que habitan en viviendas de 10 o más habitantes ha disminuido. Además, cada vez son más los que compran su propia vivienda, o alquilan una para utilizarla como vivienda familiar.

No se piensa que las personas emigran en busca de un empleo sino que llegan para quitarles el suyo a los nacionales. Esta es una creencia errónea ya que, cuando en un territorio aumenta la población, los puestos de trabajo no se mantienen estables sino que aumentan, así como aumenta el PIB de ese lugar. La crisis económica, además, ha afectado en mayor medida al colectivo inmigrante, cuyos integrantes se han visto, en muchos casos, obligados a regresar a su país.

Castilla y León y, por ende, Valladolid, son territorios que necesitan la inmigración para su desarrollo y crecimiento. Con unos datos que indican el imparable despoblamiento de la comunidad y su envejecimiento, resulta imprescindible que personas de otros países, con una media de edad más joven y, en su mayoría, población activa, elijan Valladolid como su lugar de residencia.

Los numerosos estereotipos que existen sobre las formas de vida de los inmigrantes o sobre su cultura, no se acercan en absoluto a la realidad, como demuestran los datos. Además, estas creencias no ayudan a su integración y solo consiguen alejar a los extranjeros que llegan a Valladolid para mejorar sus condiciones socioeconómicas.

Sus índices de natalidad, además, aunque con diferencias de unos países a otros, están por encima de la media española, lo que contribuye aún más a disminuir la media de edad de la región y a aumentar su población.

Castilla y León está muy lejos de lograr una sociedad multicultural, aunque la convivencia ha mejorado en los últimos años y, según las asociaciones de ayuda a los inmigrantes, estos se sienten más integrados en la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: